Accede a tu perfil

Regístrate como:

Abuelo/a Familia

¡Abuelos, sacad a los niños al parque!

Abuela en el parque
11 Abr, 2017

¡Abuelos, sacad a los niños al parque!

Ahora que viene el buen tiempo es esencial que los niños puedan jugar al aire libre para poder correr, saltar y gritar como no pueden hacer en casa.

Los beneficios de los parques infantiles están estudiados y son muchos:

  • Ayuda a socializar: al sacarles de su entorno y llevarlos donde hay otros niños, se ven “obligados” a entablar relaciones con niños diferentes a los que ya conocen. Esta situación les ayuda y les prepara para enfrentarse a nuevas personas en el futuro, les ayuda a negociar y desarrollar habilidades sociales.
  • Hacen ejercicio físico y mejoran su capacidad motora: los niños son pura vitalidad y necesitan correr, saltar y gastar esa energía que en casa no pueden. Se previene así la obesidad y el sedentarismo infantil tan temido en estos tiempos.
  • Despierta su imaginación: con las actividades extraescolares los niños suelen tener muchas actividades regladas y dirigidas, pero el juego no dirigido es fundamental para el desarrollo de su imaginación y su madurez. En un parque tienen que elegir ellos a qué jugar, en qué subirse, cómo utilizar los elementos que existen, con quién jugar,
  • Les abre el apetito y favorece el sueño nocturno: dos de los problemas más habituales que suelen presentarse en los niños pequeños.

Algunos abuelos son reacios a llevar a sus nietos al parque pues temen perder el control o que se puedan hacer daño en ausencia de sus padres. Suele ser más cómodo, y seguro, que pasen la tarde en casa haciendo alguna actividad o viendo la tele. Cualquier cosa para que los nietos sean felices ese rato que pasan con los abuelos.

Si eres de los abuelos que temes llevar al parque a tus nietos, te damos algunas claves para que te atrevas a pasar una tarde diferente en el parque con ellos:

  • Antes de salir de casa habla con ellos y que entiendan que se tienen que portar bien y hacerte caso y, sobre todo, tenéis que iros cuando tú lo digas, pues una de las mayores batallas en el parque suele ser la hora de irse a casa.
  • Elige un parque donde no haya demasiados niños, hay parques donde hay tanta afluencia de niños que es fácil perder de vista a los niños y esa situación es muy estresante.
  • Comienza sólo por un rato y si os va bien ve ampliando el tiempo de estancia en días venideros. Lo normal es que  los niños al llegar a un parque comiencen a jugar de forma tranquila hasta que cogen un poco de confianza con el sitio y se hacen nuevos amigos.

¡Ya sabes, atrévete a disfrutar de estas tardes primaverales de sol con vuestros pequeños!

Deja una Respuesta

*

*