Accede a tu perfil

Regístrate como:

Abuelo/a Familia

Claves para pasar más tiempo jugando con tus hijos

11 Abr, 2018

Claves para pasar más tiempo jugando con tus hijos

Es una realidad, en los tiempos que corren, donde el mercado laboral es cada vez más exigente, los padres y madres que tienen a sus hijos pequeños apenas tienen tiempo para jugar con ellos y disfrutar de actividades lúdicas más allá de los periodos vacacionales.

Durante la semana se acumulan las obligaciones tanto de los progenitores como de los pequeños (horario escolar sumado a las actividades extraescolares). Los horarios laborales siguen siendo demasiado extensos y no permiten llegar a casa a tiempo para poder disfrutar de la relación con los pequeños. Los días entre semana, la mayor parte de las familias se limita a cuidar de los niños, es decir, a realizar tareas necesarias tales como bañarles, vestirles, comidas, deberes, etc. Actividades que, por supuesto unen a los pequeños con sus progenitores. Pocos padres encuentran un hueco para poder divertirse con sus pequeños jugando o haciendo alguna actividad con la que puedan pasar un rato distendido y, sobre todo, juntos. El tan oído y aclamado tiempo de calidad.

Los datos hablan

La Asociación para la Racionalización de lo Horarios Españoles (ARHOE) publicó en Junio del pasado año un informe titulado ¿Cuánto tiempo se dedica en España a los hijos? donde, tras analizar una muestra superior a mil familias, concluye que más del 63% de los padres están insatisfechos con la cantidad de tiempo que pasa con sus hijos. Apenas el 50% de los encuestados dedica tiempo a jugar a diario con sus hijos.

Esta situación hace que los sentimientos de los padres y madres sean de frustración, cansancio, agobio, culpabilidad, impotencia… sentimientos que, en ocasiones, se tornan en mal humor con los propios hijos e incluso puede provocar problemas de pareja. Por tanto, no hablamos de un tema baladí.

Claves para pasar más tiempo con tus hijos

El propio informe de la ARHOE ofrece una serie de propuestas desde varios ámbitos para mejorar esta situación. Habla de ámbito doméstico y familiar, escolar y personal.

Ámbito doméstico y familiar:

  • Robarle horas al sueño levantándonos antes y acostándonos más tarde. Esta opción para los padres quizás pueda funcionar pero no la recomendamos para los pequeños que deben dormir las horas recomendadas.
  • Los progenitores deberían realizar las tareas del hogar mientras duermen los niños, así se gana tiempo libre cuando los pequeños están en disposición de jugar.
  • Desconectar televisión, tablet y móviles. Esta es una de nuestras propuestas favoritas. Cada vez los padres pasan más tiempo con sus móviles y tablets a costa de pasar tiempo con los hijos. Esto es evitable y muy saludable incluso para las relaciones familiares y como ejemplo a los más pequeños.
  • Involucrar a los niños en la tareas domésticas. Esta idea es genial, pues a la vez que se comparte tiempo con ellos se está enseñando a realizar tareas y el valor que estas tienen en la organización familiar.
  • Otras propuestas como hacer la compra por internet o elaborar menús más básicos pueden ser buenos ejemplos para ganar un poco de tiempo en el día a día.

Ámbito personal:

  • Renunciar o eliminar el ocio personal. No creemos que haya que ser drásticos en este sentido, pues realizar tareas que nos satisfagan es esencial para el equilibrio emocional de las personas. Habrá que planificarlo y organizarlo para hacerlo en la medida de lo posible cuando no interceda en la vida familiar.
  • Organizar el tiempo. Esta medida es clave. Todos los padres y madres saben lo importante que es organizarse para poder llegar a todo y en orden a final del día.

Ámbito educativo:

  • Reducir las actividades extraescolares. Bien es sabido que los niños de hoy día van a todo tipo de actividades y en ocasiones no les queda tiempo libre para jugar. Habría que seleccionar con sumo cuidado las actividades extraescolares para que sean compatibles con el disfrute del tiempo libre.

Recuerda que tus hijos serán niños sólo una vez y los momentos que pierdas no podrás recuperarlos. Por ello, merece la pena organizarse bien y encontrar tiempo para jugar y disfrutar con ellos y de ellos.

 

Deja una Respuesta

*

*