Las fiestas de cumpleaños actuales hacen a los niños más caprichosos

Cumpleaños de antes
3 Abr, 2017

Las fiestas de cumpleaños actuales hacen a los niños más caprichosos

¿Cómo recordáis vuestros cumpleaños infantiles? ¿El salón de casa lleno de gente y la mesa a rebosar de vasos de plástico, botellas de refrescos de dos litros, platos llenos de canapés de paté y de sandwiches de jamón y queso y de Nocilla, cuencos llenos de palomitas, pipas y frutos secos?

Eran auténticas reuniones familiares junto a tus vecinos y, a lo mejor, con algún compañero/a del cole que viviera cerca de casa. La tarta era casera, la típica de galleta con vainilla y chocolate. La merienda la preparaba tu madre con ayuda de alguien. Papá se encargaba de ir al súper y comprar las bebidas. La “vajilla” de plástico o en su defecto los platos de Duralex transparentes y esos vasos desparejados de la Nocilla. Se decoraba la casa con globos y la piñata se hacía totalmente de forma casera: a los globos se les introducían mini-regalos, un poquito de harina, unas gotas de agua,…y se colgaban a lo largo del pasillo. Querías que toda tu familia estuviera allí para verte pinchar el globo y librarte del de la harina. Tú flipabas de tu cumple con tus primos y vecinos. Los regalos nunca eran lo principal pues lo prioritario era disfrutar de la fiesta y pasarlo bien y con tanta gente en casa era difícil no hacerlo. ¡Era tu día y tu super fiesta!

En aquellas fiestas disfrutaban tanto los niños como los adultos pues era una buena excusa para juntar a la familia y amigos.

¿Y qué pasa hoy en día? Hoy ya pocas familias lo celebran en casa porque entre otras cosas hay que tener una casa muy grande para invitar a toda la clase de nuestros hijos. Se han convertido en fiestas sociales donde en muchas ocasiones se trata de, como mínimo, no ser menos que el resto de niños de la clase y en muchas ocasiones, los padres intentan darles a sus hijos la fiesta más cara y más pomposa de su clase para que sea recordada por todos los niños y sus padres y madres.

Ahora las fiestas son bastante impersonales, todos en un gran parque de bolas jugando sudorosos hasta que momento de la merienda que les han preparado unos monitores. El homenajeado se sienta en su trono y sopla unas velas sobre una tarta industrial. Unas cuantas fotos y comienza el desfile de regalos. Cada niño con su regalo y el cumpleañero al tercer paquete abierto se ha olvidado del primero y lo único que quiere es terminar para poderse ir a jugar. Con suerte, los padres de los amiguitos se ponen de acuerdo y el número de regalos se reduce, aunque en estas ocasiones el importe del presente suele ser de un valor muy elevado.

Los cumpleaños infantiles se han convertido en una especie de escaparate que permite mostrar a los demás padres todo lo que queremos a nuestros hijos en función de cuán grande le hagamos su fiesta.

Adiós a las reuniones familiares pues ya poco sentido tiene que vayan los tios y primos que no tengan niños pequeños pues no podrán estar junto a pequeño que cumple años pues está dentro del parque de bolas. Por tanto, se trata normalmente de una reunión con los padres de los niños del cole y quizás algunos amigos con hijos de edades similares.

Además, al realizar de esta manera el cumpleaños de los niños te ves obligado a asistir a los cumpleaños de los demás convirtiéndose en una rueda de difícil salida. Lo que conlleva una media de 2 cumpleaños al mes por cada hijo que tengamos en casa. Con la consiguiente hipoteca de agenda y el desembolso en regalos.

¿¿¿Y el dineral que cuesta la fiesta??? Muchas familias tienen que ahorrar durante meses para poder hacerle a sus hijos la fiesta deseada.

Todo esto tiene unas consecuencias en la educación de los niños muy importante pues de esta forma será más difícil que valoren el esfuerzo que hacen sus padres por ellos. Esfuerzo en llevarles a todos los cumpleaños que deseen de sus amigos como taxistas. Esfuerzo económico en regalos para sus amigos. Esfuerzo económico enorme cuando llega su cumpleaños. La falta de valoración de estos esfuerzos hace que los niños exijan esas cosas pues las ven normales y así estamos criando niños caprichosos y criados en la cultura del quiero esto “aquí y ahora”

¿Qué pensáis de los cumpleaños de hoy día? ¿Dónde ha quedado la reunión familiar donde lo importante no eran los regalos, ni que familia lo organizaba con más pomposidad, ni a que cumpleaños asistían más niños/as?

 

5 comentarios

  1. Totalmente de acuerdo !!!!
    Se ha perdido el norte !!
    Por el amor De Dios !!!!que son niños !! Estamos creando monstruitos.. que compiten entre ellos !!sobre cuantos irán al cumple más o menos niños que fulano, comparándose entre las diferentes fiestas que se inventan en torno a este negocio ( laser, hípica, escaladas , y todo lo que lleguen a imaginar )quién invita al sitio más extravagante o de moda de momento ,donde lo que prima es la abundancia en número de personas y en cantidad o precio de los regalos y donde se olvida ya cual es la esencia del cumpleaños . Una fiesta familiar y de amigos DE VERDAD donde se celebra el nacimiento de una PERSONITA que lo que más le gusta en edades tempranas es jugar y divertirse con los suyos .
    Pensemos en ellos , no en nosotros . Al fin y al cabo todos seguramente seamos capaces de montar grandes eventos y fiestas sociales,pero de lo que se trata es de celebrar un cumpleaños . Pongamos los pies en tierra firme. Pongamos frenó a esto !!!Seamos más humildes .

  2. Yo no se como son vuestras familias, pero si mis hijos celebraran los cumples con sus primos (0) y sus vecinos (tres al por mayor en todo el edificio) y el resto de la familia directa, a parte de una reunión de dinosaurios (desde su punto de vista), me sobra sitio en el mini piso. Bienvenidos los parques de bolas, los amiguitos del cole (que no toda la clase) y los regalos en común (caros), apropiados, deseados y que ocupan poco (por lo del mini piso).

  3. también importante creo que las madres podían preparar los bocadillos y al dia siguiente recoger porque tenían algo mas de tiempo, hoy las mujeres no hemos reincorporado al mercado laboral con jornadas enorme y puesto de trabajo lejos y preferimos que nos limpien otros, y no todos queremos lo mejor solo unos amigos para jugar en un sitio.

  4. Caro m
    comenta:

    Creo que no lo veo tan mal los cumpleaños modernos, ya que e ido a varios y son más fáciles para los padres , no se ensucia tu casa, todos los niños lo pasan súper bien porque hay juegos para ellos, hay un ambiente nuevo, y es con horarios. Es verdad que los antiguos cumpleaños son más familiares y con los amigos. Pero cuando son chiquititos solo quieren jugar y qué mejor lugar donde hay muchos juegos para ellos y los papas los cuidan o juegan con ellos. Nose son épocas distintas también.

  5. Yo la verdad es que hago el de una de las niñas que es en verano con amigos y familiares y el de la.otra con la clase pero en un espacio abierto para que los niños se entretengan solos. Y regalos…ojala en grupo sino no me caben en casa!

Deja una Respuesta

*

*