fbpx
Accede a tu perfil

Regístrate como:

Abuelo/a Familia

5 secretos para ser un super abuelo o super abuela

2 Abr, 2018

5 secretos para ser un super abuelo o super abuela

La educación de lo hijos/as es responsabilidad de los padres, pero en tanto en cuanto, los niños pasen tiempo con sus abuelos/as también deberán colaborar en su educación. No debemos olvidar que los pequeños son esponjas y que absorben aprendizajes de todo lo que ven, oyen y experimentan. Los abuelos/as no deberían de mirar hacia otro lado, en este sentido, y colaborar a formar a los pequeños para que logren ser adultos con valores y educados.

Para ello, vamos a indicar los secretos que deberían de seguir todos los abuelos/as para tener una relación abuelo/a-nieto/a lo más saludable posible y disfrutar de la misma:

1.- Los abuelos/as no deberían de mentir a los niños. Si no se puede decir la verdad o se trata de un tema complicado para la edad del pequeño, se puede simplemente decir que lo entenderá cuando sea mayor. Incluso, si se habla de un tema que pueda parecer controvertido, quizás es mejor eludirlo de alguna forma inteligente y comentarlo posteriormente con los padres, para que sean ellos los que le expliquen el tema y ofrezcan las herramientas y matices que estimen oportunos. Ejemplos de preguntas infantiles complicadas hay muchas pues los niños suelen ser muy curiosos, pero temas como la muerte, la separación de los progenitores, temas religiosos o de sexo, quizás sea mejor que los padres guíen las pautas de la conversación. En todo caso, la comunicación entre abuelos y padres a la hora de enforcar estos temas es decisiva para no entrar en contradicciones y provocar conflictos en lo pequeños.

2.- Los abuelos y abuelas no deberían asustar ni amenazar a los pequeños para que hagan o dejen de hacer en función de unas invenciones fantásticas. Frases tales como: “Si no te comes la comida va a venir el hombre del saco” “Si no te portas bien vendrá una bruja y te llevará”. Este tipo de comportamiento era muy habitual hace unos años y, en ocasiones, los abuel@s no son conscientes de los miedos infundados que estas frases provocan en los pequeños. No es necesario recurrir a estas artimañas para que un pequeño sea obediente.

3.- Los abuelos/as no deberían desautorizar a los padres. Los padres deben ser siempre lo mejor para los hijos y los abuelos deben colaborar para que esto sea así. Se debe recordar que son los padres los que ponen o deben poner los límites a sus hijos y para que éstos los respeten deben ser respetados también por los abuelos. Si un día los abuelos permiten hacer algo al pequeño que sus padres no le permiten, deben hablarlo con el niño y que sea él el que les diga a los padres lo ocurrido y porqué. Por ejemplo, si los padres no permiten que se coman chuches entre semana, y salen una tarde con los abuelos y éstos les dejan tomarlas, no pasa nada; pero cuando el pequeño vea a sus padres debería de ser él el que les cuente que los abuelos le han dejado tomar chuches porque han considerado que es un día especial. La comunicación es esencial entre padres y abuelos/as.

4.- Los abuelos/as no deberían consentirlo TODO. Está claro que el papel de muchos abuelos/as es de consentidores pero todo tiene un límite y lo tienen que poner los adultos pues de lo contrario los pequeños piden y piden y piden. La relación abuelo/a-nieto/a será mucho más sana si los abuelos/as saben poner límites y un mínimo de normas en su casa. está claro que serán más permisivos que los padres pero dentro de un orden pues no olvidemos que hay que colaborar en la educación de unos futuros adolescentes y adultos.

5.- Los abuelos y abuelas deberían hablar siempre con cariño para lo cual no es necesario utilizar diminutivos ni nombres ridículos. Un perro es un perro no un “gua-gua” y el pájaro no es un “pio-pio”. Se puede ser la abuela o el abuelo más cariñoso del mundo y tener mucha complicidad con los pequeños, y a la vez que enseñar a hablar de forma correcta.

Ante todo sentido común. No hay nada que enseñar a lo abuelos/as pues ellos ya educaron a sus hijos/as y saben hacerlo de sobra. Sólo queremos recordar que el papel de los abuelos/as es reforzar las enseñanzas de los padres pues la etapa de educadores ya la vivieron.

Deja una Respuesta

*

*