Accede a tu perfil

Regístrate como:

Abuelo/a Familia

Consejos para la vuelta a la rutina de los niños

Dos niños andando solos
5 Sep, 2019

Consejos para la vuelta a la rutina de los niños

El verano llega a su fin y con él las largas vacaciones de los escolares. Se acaba agosto y esto implica volver a la rutina y la normalidad. Para que la vuelta a la normalidad no sea tan tediosa para los más pequeños te damos unos consejos para poner en práctica estos días.

Se acaba el verano y esto es sinónimo del final de los desajustes horarios, de las comidas fuera de horas, de los caprichos extras, de los días enteros de juegos y diversión… En definitiva, se acaban las vacaciones y debemos comenzar a pensar en la vuelta al cole como nos recuerda todos los anuncios de grandes almacenes en estas fechas. Las vacaciones escolares son muy largas. Nadie duda que los niños necesiten desconectar tanto tiempo de sus obligaciones educativas, no obstante, la vuelta a la rutina tras tantas semanas de asueto se puede volver muy complicada.

Consejos prácticos para la vuelta a la rutina

  • Fija un periodo de adaptación suficientemente amplio. Ten en cuenta que aunque las rutinas de invierno no son nuevas para los niños, llevan mucho tiempo sin estar habituadas a ellas. Por tanto, debemos tener claro que no podemos hacer el cambio de hábitos de un día para otro.
  • Fijemos horarios. Lo primero que se tienden a variar en vacaciones son los horarios tanto de comidas como de sueño. Es importante ir recuperando la hora de acostarse de forma paulatina, seguramente para ello, tendrás que despertarles también más temprano para que llegada la hora de dormir tengan sueño. La hora de las comidas también es importante que la vayamos adecuando a la que será durante el resto del curso. Fijando bien los horarios haremos que los biorritmos se acomoden y así la vuelta a la rutina de los niños será más fluida.
  • Recuperar hábitos diarios. Además de los horarios, debemos volver con otro tipo de rutinas diarias como puede ser el baño antes de acostarse, leer un cuento en la cama, etc.
    Adoptar responsabilidad. No debemos olvidar que durante el curso escolar a los niños se les piden una serie de responsabilidades en el colegio. Si nos adelantamos a esta situación, cuando los peques lleguen al cole ya estarán acostumbrados a hacerse cargo de sus propias tareas. Así pueden ayudar a poner las mesa, recoger su habitación, limpiar la casa, etc.
    Involucrarlos en los preparativos. La vuelta al cole debe ser algo ilusionante para los pequeños pues vuelven a ver a sus amigos y van a estrenar nuevos libros. Es importante que les hagamos partícipes de todo lo que hay que preparar y comprar y que puedan elegir su mochila, el color de las libretas o pequeñas cosas que les hagan sentir que son mayores.
  • Leer al menos media hora el día. Este hábito no debería haberse dejado de hacer en vacaciones. Muchos aconsejan que se hagan deberes y tareas para ir acostumbrándose al ritmo del colegio. En función de la edad del niño, muchas veces en suficiente con que lea todos los días.

Consejos lógicos para la vuelta a la normalidad

Los niños son niños y lo que quieren es jugar la mayor parte del tiempo. Debemos entenderles y ayudarles en la vuelta a sus rutinas sobre todo cuando esos cambios suponen que van a pasar menos tiempo con sus padres. Hay que hablar en casa de los cambios que se avecinan y tratar la situación con ilusión dando siempre la imagen de que el colegio es un sitio divertido donde se aprende y se hacen amigos. Recuerda que si a ti te cuesta volver al trabajo, a ellos les cuesta más porque te echan de menos y no entienden muy bien por qué debe ser así. Paciencia e ilusión.

Deja una Respuesta

*

*