Accede a tu perfil

Regístrate como:

Abuelo/a Familia

El miedo de los abuelos con sus nietos

miedo de los abuelos
29 Sep, 2018

El miedo de los abuelos con sus nietos

Muchos abuelos y abuelas sienten presión o miedo cuando están solos con sus nietos. El miedo de los abuelos es a que se hagan daño los pequeños mientras están bajo su responsabilidad. Hoy hablamos de ese miedo y de cómo afrontarlo para que no sea una limitación a la hora de disfrutar de la relación abuelo/a-nieto/a.

A medida que pasa el tiempo las personas nos vamos haciendo más conscientes de los peligros y solemos volvernos más prudentes incluso más miedosos con ciertas actividades. Así los mayores suelen ser mucho más prudentes que los jóvenes. Esto es ley de vida pues a medida que pasan los años se ven más cosas y eso hace que el sentido del miedo se agudice.

Los niños, por su parte, no suelen ver ningún peligro en ninguna actividad y suelen ser bastante inconscientes. No tienen miedo de subirse a los sitios, de saltar, dar volteretas o cualquier ejercicio que a un adulto nos daría vértigo sólo con pensarlo.

Así lo más normal es que los niños cuando están con sus abuelos no dejen de escuchar “ten cuidado”,  “te vas a caer”,  “no hagas eso”,  “no vayas por ahí”, etc. El miedo de los abuelos es fruto de la evolución de la edad y de la nueva visión de los peligros. Los mayores son mucho más prudentes y tienen bastante miedo a sus propias caídas pues saben que sus piernas no responden igual que cuando eran jóvenes, y que una caída a cierta edad pueda tener serias consecuencias. Por eso, con esa mentalidad, al llegar un pequeño que salta y corre por todos sitios suelen extremar las precauciones y advertirles en todo momento del peligro que pueden correr al hacer determinadas cosas.

Otra de las razones por las que el miedo de los abuelos se traduce en no dejar de decir: “te vas a caer”, “ten cuidado”, etc. es debido a su sentido de la responsabilidad. Los abuelos cuando tienen a sus nietos son incluso más celosos de su seguridad de lo que lo fueron de sus propios hijos. La explicación a este comportamiento es sencilla, saben que sus hijos han confiado en ellos para dejarles a sus nietos y no quieren por nada del mundo que les pase algo mientras están bajo su control.

Esa prudencia es normal y es señal de que son responsables. Pero no evita que haya accidentes y que los niños se hagan daño también estando con sus abuelos. Que no se nos olvide que los niños son niños, se caen y se lastiman. ¿Acaso no recuerdas tener las rodillas ensangrentadas cuando eras pequeños por alguna caída con la bici o los patines?

Nuestra recomendación desde Quiero Un Abuelo es que ese miedo de los abuelos y esa prudencia no debe paralizarles para hacer actividades con los pequeños, deben llevarlos al parque y dejarles jugar como niños que son (siempre en un entorno seguro).

Después, si se produce algún accidente o caída del pequeño, los padres no debemos nunca culpar a los abuelos si sabemos que les cuidan con todo su amor. Debe existir una relación de confianza entre los abuelos y los padres para con los nietos, de tal forma, que los abuelos no se sientan culpables si les pasa algo a los niños bajo su cargo y los padres no tengan dudas de que los abuelos los cuidan con sus cinco sentidos.

Debemos recordar que los accidentes ocurren y que los niños se caen y, es más, deben caerse para aprender. Los niños se caen y se lastiman en el colegio, estando con los padres, con amigos, familiares, primos y también estando con los abuelos porque son niños y esto es lo normal. Por suerte, los niños están preparados para caídas y golpes que un adulto no aguantaría. Así que dejémosles ser niños y jugar.

 

Deja una Respuesta

*

*