fbpx
Accede a tu perfil

Regístrate como:

Abuelo/a Familia

Si tus hijos duermen bien, rendirán más en el cole

Importancia del sueño
14 Jun, 2018

Si tus hijos duermen bien, rendirán más en el cole

Está demostrado que el rendimiento escolar está íntimamente relacionado con la calidad del sueño de los niños, por eso debemos tenerlo muy en cuenta como parte de sus desarrollo y darle al sueño la importancia que tiene.

Siempre hemos oído que para tener una vida sana hay que comer bien y hacer ejercicio, pero pocos son los profesionales que citan el sueño como factor a tener en cuenta. Y es que para D. Juan Antonio Madrid, cronobiólogo y catedrático de Fisiología, el sueño y los relojes biológicos, determinan la calidad de nuestra vida y, en mayor medida, la de nuestros niños.

Pero, ¿por qué es tan importante la calidad del sueño?

El sueño limpia el cerebro de sustancias tóxicas, se afianzan los aprendizajes, se regeneran tejidos, nuestras estructuras descansan… Durante el sueño se activa la hormona del crecimiento que determinará, junto con sus genes, la altura de nuestro hijos.

Hay estudios que determinan que el peso también se ve afectado por el sueño y que los niños y jóvenes que duermen menos de lo recomendado suelen tener mayor sobrepeso.

La calidad y cantidad de sueño también influye en el humor de las personas y en especial de los pequeños pues el cuerpo se encuentra cansado y el niño lo externaliza en forma de mal humor y mayores rabietas.

Por todo ello, el rendimiento escolar se ve directamente afectado por el tipo de sueño que tengan los niños. Está demostrado que los niños que no duermen como deben tienen más posibilidades de tener problemas escolares, sociales e incluso de salud.  

¿Qué hacer para ayudar a que los niños tengan un sueño reparador?

Para conseguir que los niños duerman todo lo que deben y que lo hagan con la calidad suficiente las rutinas son clave. Cuando llegue la hora de dormir hay que bajar el ritmo de actividad en casa, que los niños sean conscientes que llega la hora de dormir y se vayan relajando. Los profesionales recomiendan desconectar de aparatos a los niños al menos 2 horas antes de ir a la cama. Mantener la habitación de los pequeños a oscuras (lo más posible) y pasar un ratito con ellos relajándolos bien con un cuento, canción, o cualquier otro ritual.

Pese a que cada persona tiene su propio ritmo y necesidades de sueño, las recomendaciones del número de horas a dormir para niños de 1 a 3 años son entre 12 y 13 horas, para niños entre 3 y 5 entre 11 y 12 horas. Los niños entre 6 y 12 años deben dormir entre 10 y 11 horas. Y mayores de 12 entre 9 y 9,5 suelen ser suficientes.

Debemos prestar mucha atención a las épocas de primavera y verano. En primavera con el alargamiento de las horas de sol suele ser más difícil mantener los horarios de ir a la cama y es una época donde se suelen reducir las horas de sueño de los pequeños. Otra época a la que hay que prestar atención es al verano. Con las vacaciones estivales de los escolares se varían los horarios y los peques se acuestan más tarde pero aún así, debemos controlar que sigan durmiendo las horas precisas para su correcto desarrollo.

Y una vez despiertos, D. Juan A. Madrid aconseja que los estudiantes vayan andando o en bicicleta al colegio recibiendo luz natural. También, que las primeras sesiones en los centros educativos se den materias que requieran cierta activación física y que se dejen para la mitad de la mañana las matemáticas, la lengua,…Al contrario de lo que siempre hemos hecho. “A primera hora los niños no es que estén más tranquilos y atentos, es que están dormidos o somnolientos, se les van los pensamientos a otra parte, por lo que nunca atenderán a la explicación de la profe de Física”.

Para este experto, es imprescindible educar en el sueño, enseñar a respetar los relojes y ritmos internos desde bien pequeños. Una buena higiene del sueño hará que rindamos más y mejor en nuestro quehacer diario.

Si para el adulto es importante dormir bien para poder rendir al día siguiente, respetemos las horas de sueño y descanso de nuestros pequeños.

1 comentario

  1. […] coincidir lo más posible con los que van a tener cuando comiencen las clases. Los niños deben dormir sus horas en función de su edad, tanto en verano como en invierno. Lo habitual es que en verano hayamos cambiado sus horarios y que […]

Deja una Respuesta

*

*