Accede a tu perfil

Regístrate como:

Abuelo/a Familia

Halloween puede ayudar a superar los miedos infantiles

Niño disfrazado de esqueleto Halloween
31 Oct, 2018

Halloween puede ayudar a superar los miedos infantiles

Los niños suelen tener miedo a muchas cosas: los monstruos, los fantasmas, la oscuridad, zombies, la muerte… Halloween es una excelente oportunidad para hacer frente a esos miedos, para hablar de ellos y ayudar a superarlos.

Halloween es una fiesta importada pero que cada vez tiene más cabida en nuestra sociedad y no son pocos los niños que se disfrazan y van por las casas del barrio pidiendo chucherías al grito de “Truco o Trato“.

Se acercan unos días terroríficos donde todos los escaparates de tiendas e incluso anuncios de televisión se llenan de imágenes que pretenden dar miedo. Los colegios también suelen alentar a que se disfracen los pequeños y a que se pinten y decoren calabazas. Durante estos días es normal ver a muertos vivientes por las calles con ropas manchadas de sangre y maquillajes espeluznantes.

Es alucinante ver que los niños pequeños van asumiendo, de forma casi natural, que todo lo que ven estos días es falso, que son personas normales disfrazadas y con sus caras pintadas o con caretas y que no tiene porqué dar miedo.

Con esta fiesta se desmitifican muchos miedos infantiles y los niños aprenden a reirse y a jugar con cosas que en otras circunstancias podría haberles provocado terror. Yo misma, si hubiera visto de pequeña alguno de los personajes que salen estos días por la calle, me hubiera muerto de miedo. Aún recuerdo el impacto que tuvo en mí el vídeo de “Thriller” de Michael Jackson con aquellos muertos vivientes caminado por las calles. ¡Estuve tres días sin poder dormir!

Pero ahora los niños tienen tantos estímulos desde pequeños que su capacidad de sorpresa ha disminuido mucho con respecto a generaciones anteriores.

No obstante, y pese a que la gran mayoría de los niños lleva Halloween de forma natural y divertida, hay algunos niños lo pasan realmente mal en esta fiesta pues no son capaces de controlar sus miedos. Hay que ser consciente que hay niños más sensibles que otros y que cada uno lleva su propio desarrollo.

Precisamente, para esos niños más miedosos estos días deberían de ser ideales para ir superando esos miedos. Para ello, hay que ayudarles a que comprendan que todo es una fiesta y que los monstruos que ve por la calle son personas disfrazadas. Sería bueno que también se disfrace él o ella y la familia que se haga de forma divertida. Se puede jugar con los maquillajes y enseñarles cómo se pintan esos zombies tan feos que van llenos de sangre.

Esto debe hacerse en su justa medida y respetando al niño o a la niña que lo pasa mal. Nunca debe forzarse a que haga algo que no le guste y siempre debería de ser divertido. Quizás este año no quiera disfrazarse, pero puede ver a sus padres o hermanos cómo se disfrazan de algo que no le de demasiado miedo. Así el año que viene, si ve que es divertido, seguro que se anima y querrá disfrazarse de algo aunque no sea demasiado terrorífico. Y así poco a poco irá perdiendo el miedo. Siempre debe verlo como algo divertido y natural que se hace para pasarlo bien y reirse.

Los abuelos y abuelas tampoco deberían quedar al margen de esta fiesta. Podemos invitarles a que se disfracen también y hacer una fiesta familiar todos disfrazados de personajes feos y espeluznantes. ¿Has visto a tus abuelos disfrazados alguna vez? ¿No te gustaría? Estos días puede ser una buena iniciativa familiar.

Recuerda visitar nuestra página www.quierounabuelo.es

Deja una Respuesta

*

*