Accede a tu perfil

Regístrate como:

Abuelo/a Familia

Mejora las capacidades de tus hijos mediante el ajedrez

abuelo y nieto jugando al ajedrez
5 Nov, 2018

Mejora las capacidades de tus hijos mediante el ajedrez

El ajedrez siempre se ha relacionado con personas con una inteligencia superior a la media y un deporte perfecto para mantener a nuestras neuronas en forma. Así como el tocar un instrumento musical o el aprendizaje de un nuevo idioma, el ajedrez es considerado una actividad con la que mantenernos activos mentalmente y retrasar la aparición de enfermedades neurológicas degenerativas.

Además de los beneficios que pueda tener su práctica para los adultos, se han realizado multitud de estudios que avalan sus ventajas en los más pequeños.

Por ello, encontramos que muchas escuelas públicas y privadas lo han incluido en sus currículums como facilitador para el aprendizaje de otras materias y para el desarrollo de competencias como la matemática o la lectora.

Los docentes que están convencidos de los beneficios del ajedrez en las aulas nos recuerdan que no se trata de crear campeones sino de utilizar el ajedrez como herramienta pedagógica para enseñar a pensar y transmitir valores. Por lo que recomiendan una hora a la semana durante un par de cursos, iniciarlo entre los 6 y los 9 años y trabajarlo durante la etapa de Primaria.

Beneficios del ajedrez en los niños y niñas:

  • Ayuda a desarrollar la inteligencia, especialmente la competencia matemática y la lectora: los niños que juegan al ajedrez leen mejor ya que al leer y al jugar al ajedrez se reconocen signos (letras en un caso; piezas de distinto color, valor y tamaño en el otro), se asocian (formando palabras o combinaciones de jugadas) y se sacan conclusiones. Este proceso lo tienen mucho más interiorizado los jugadores de ajedrez, por lo que les resulta más fácil el proceso de la lectura.
  • De las nueve inteligencias de la clasificación de Howard Gardner, el ajedrez desarrolla la lógico-matemática, la lingüística, la espacial, la intrapersonal y la interpersonal.
  • Mejora la capacidad de concentración y ayuda a controlar los comportamientos demasiado impulsivos.
  • Desarrolla el respeto por las ideas del otro, la tolerancia, el saber esperar al otro.
  • Al ser un juego, ayuda al menor a:
    • aprender a relacionarse;
    • aprender y respetar las normas sociales;
    • fomentar la imaginación y la creatividad;
    • aumentar la capacidad de frustración;
  • Sirve de eje interdisciplinar: se puede aprender historia, arte, nuevas tecnologías, geometría, cálculo,…
  • Es una actividad perfecta para niños con TDAH, autismo, síndrome de Ásperger, altas capacidades, síndrome de Down,… que puede adaptarse y enseñarse de varias formas.
  • Y, por qué no, es un juego perfecto para disfrutarlo en familia durante las largas tardes de invierno.

Te invitamos a ver el vídeo ¿Para qué sirve el ajedrez en la educación? del ajedrecista y comunicador Leontxo García, donde indica los beneficios que tiene este juego en las personas desde los niños más pequeños hasta en los ancianos.

Habitualmente, hemos encontrado el ajedrez como una actividad extraescolar ofertada en la gran mayoría de los centros docentes, donde los pequeños aprenden a jugar y participan en torneos. Pero hay docentes que van más allá y ven los grandes beneficios de la práctica de este deporte como facilitador de otros aprendizajes y como medio para desarrollar la inteligencia y la madurez. Así que, ¿por qué no pedir que se implante en todas las escuelas?

El ajedrez también puede convertirse en un punto de encuentro intergeneracional de manera que los abuelos y abuelas enseñen a sus nietos a jugar y pasen sus ratos de ocio jugando a algo que les beneficia a la mente de ambos. Ya se comienzan a ver los primeros encuentros intergeneracionales para compartir clases de ajedrez en las grandes ciudades. ¿Te animas a ir con tus nietos?

¿Por qué no darle una oportunidad a un juego que podría aumentar la inteligencia matemática y lectora, tan necesaria a lo largo de toda la vida, de nuestros pequeños?

¿Se te ocurre el próximo regalo para tu hijo/a, nieto/a en estas Navidades? Nosotros lo tenemos claro.

Deja una Respuesta

*

*