Accede a tu perfil

Regístrate como:

Abuelo/a Familia

Termina la frase…

No es porque sea mi nieto pero...
23 Nov, 2018

Termina la frase…

¿Quién no conoce al típico abuelo o abuela que cuando habla de su nieto se le ilumina la cara? Much@s debían de llevar un babero de abuel@ cuando están con los nietos pues babean más que los propios niños. Un abuelo te puede contar la misma anécdota de su nieto cinco veces o más. Y esa mítica frase: “No es porque sea mi nieto pero...” les encanta.

Y es que es así, para muchos abuelos, por no decir todos, sus nietos son los mejores del mundo. No hay nadie más listo, más guapo, más alto, más inteligente que los hij@s de sus hij@s.

El sentimiento de ser abuelo o abuela es algo tan grande y llega en un momento tan crucial de la vida que se vive de forma muy especial. Ya no existe la responsabilidad de la crianza del pequeño y el papel de abuelo/a invita a disfrutar de su alegría, ilusión e ingenuidad.

También se vive desde el empaque que dan los años vividos. Todo se relativiza bastante y se aprende a disfrutar de las cosas importantes de la vida. Por ello, que tu nieto te abrece, te haga un dibujo o te diga “te quiero” se vuelve lo más hermoso de la vida.

Con sus propios hijos uno siempre es más crítico pues el papel de educador, así lo requiere pues hay que exigir que se esfuercen en ser mejores. Pero los abuelos lo viven de otra forma. Todo lo que hace su nieto es lo mejor del mundo. Les encanta la frase: “No es porque sea mi nieto pero…  es el que más pronto ha aprendido a caminar” (aunque lo haya hecho a los 18 meses); “No es porque sea mi nieto, pero es el más alto” (aunque su percentil de crecimiento esté en el 5%; “No es porque sea mi nieto, pero es el más guapo, el más listo, el más gracioso, el más espabilado, el más cariñoso, el más…”

Esto pasa por la adoración absoluta que tienen sobre sus pequeños nietos que les impide todo atisbo de objetividad. Quiero pensar que ellos en el fondo saben que lo que dicen no es real (o no…) pero realmente, ¿qué importa? Lo esencial es que este comportamiento es una muestra más de su amor incondicional a sus nietos y por eso los ven como los mejores del planeta.

¡Es maravilloso que esto sea así y siga así por muchos años! Te invitamos a que termines la frase: “No es porque sea mi nieto pero…” con tu propia experiencia. Nos vale lo que te decían tus abuelos, lo que tus padres les dicen a tus hijos o lo que tú les dices a tus nietos… ¡Todo es amor de abuelos!

Te recuerdo que si te apetece tener nietos y la vida aún no te los ha dado, puedes ayudar a que niños que no tienen a sus propios abuelos sepan lo que es y así poder compartir esa experiencia. Más información en http://www.quierounabuelo.es.

Deja una Respuesta

*

*