Accede a tu perfil

Regístrate como:

Abuelo/a Familia

Voy a ser abuela o abuelo!

Vas a ser abuelo
28 Ene, 2019

Voy a ser abuela o abuelo!

Cuando tus hijos te dan la noticia de que vas a ser abuela o abuelo surgen multitud de sentimientos. Casi todos suelen ser de ilusión y alegría por poder disfrutar de una pequeña criatura que vendrá al mundo, en última instancia, gracias a que tú decidiste un día ser madre o padre. No obstante, también afloran miedos a hacerse mayor y a saber manejar ese nuevo papel que nos ofrece la vida, el de ser abuelo o abuela.

El regalo de ser abuela o abuelo

Convertirse en abuela o en abuelo es un regalo que la vida puede ofrecer o no. No es una decisión que uno pueda tomar de forma individual ni con su pareja como puede ser el caso de convertirse en padres. La abuelidad depende de terceras personas, es decir, depende de las decisiones vitales de l@s hij@s, en caso de haberlos tenido.

Ahora también se puede ser abuelo o abuela por decisión propia gracias a Quiero Un Abuelo, pues hay multitud de familias que están buscando unos abuelos o abuelas para sus hijos.

Si la vida no te da la oportunidad de tener nietos y te apetece ejercer ese papel tan especial en la vida de un pequeño/a, ahora está en tu mano. Puedes ayudar a algún pequeño a que conozca ese sentimiento tan especial a la vez que tú cumples tu deseo de convertirte en abuela o en abuelo.

Preparar el momento para ser abuela o abuelo

Hay multitud de reacciones diferentes cuando una persona descubre que va a convertirse en abuelo o abuela. Los hay que soñaban desde hacía mucho tiempo con ese momento y que es la mejor noticia de sus vidas, saber que van a poder disfrutar de nuevo de un bebé pero con el empaque y la experiencia que dan los años, y sobre todo, sin la responsabilidad de ser padre o madre, con el rol de consentidor.

También hay quien no le gusta nada la idea y que incluso se niega a que le llamen abuela o abuelo pues piensa que ese término indica que es una persona mayor. Tendemos a utilizar los términos abuelo y persona mayor como sinónimos cuando no tienen porqué serlo. A este tipo de personas la idea de convertirse en abuelas les cae como un jarro de agua fría e incluso les hace entrar en una pequeña crisis. Y es que, en ocasiones, el hecho de que los hijos de tus hijos tengan descendencia hace que te des cuenta que la vida pasa muy rápido y que hace nada eras tú el que cambiaba los pañales a tu hijo o hija.

Entre estos dos perfiles hay un sin fin de grises que encajan la noticia con más o menos entusiasmo pero la mayor parte de ellos, adoran a su nieto desde que lo ven por primera vez y se derriten cuando lo tienen entre sus brazos y huelen ese aroma característico de bebé.

Sentimientos encontrados

Sea como sea, convertirse en abuelo o abuela es una de las mayores experiencias de la vida donde se entremezclan un sin de emociones:

  • Ilusión: Cómo será, a quién se parecerá, qué dirá por primera vez…
  • Alegría: La llegada de un pequeño siempre trae alegría a una casa, vuelve a dar vida a los hogares que estaban inmersos en rutinas, para dar paso a un pequeño caos provocado por el terremoto que llega.
  • Amor incondicional: Cuando llega un nieto parece que el corazón de ensancha y genera sentimientos de amor incondicional y admiración total por ese peque.
  • Miedo: A que todo salga bien, que el peque venga bien y que se críe sano y fuerte. Además los años hacen que se vean más peligros en la vida que quieres evitar a toda costa para tu descendencia.
  • Incertidumbre: Afrontar el nuevo papel con los cambios en la crianza. Está claro que los abuelos tienen experiencia en criar a sus propios hijos pero las cosas cambian, habrá que ponerse al día de todas las novedades en pañales, cremitas y todo tipo de artilugios que parecen que traen los pequeños debajo del brazo
  • Nostalgia: De tiempos pasados, de cuando eran ellos los que tenían la responsabilidad de cuidar y educar a sus propios hijos.

Compartimos uno de tantos vídeos que corren por las redes de reacciones de abuelos al enterarse de que van a ser abuelos y abuelas por primera vez. Advertimos que es muy emocionante y quizás necesites tener a mano un pañuelo: Vídeo de primeras reacciones de abuelos.

Y tú, ¿Cómo te enteraste de que ibas a ser abuela o abuelo?

Deja una Respuesta

*

*